QUEREMOS QUE NUESTROS CLIENTES PUEDAN BRINDAR SOLUCIONES A LOS SUYOS

Esteban Jäger es uno de los socios de la empresa Quality Systems y forma parte de la Comisión Directiva del Polo Tecnológico. Paulatinamente se fue involucrando en las actividades institucionales y hoy destaca la importancia de participar como mecanismo de crecimiento de la institución.

 “Hace dos años con el proyecto del Área Tecnológica Nodo Rosario nos integramos al Polo y empezamos a participar de reuniones  periódicas, así nos comenzamos a relacionar con los empresarios que forman parte de la institución y eso nos llevó a tener mayor acercamiento y a querer participar cada vez más”,  cuenta Esteban Jäger.

Para el empresario la clave del crecimiento de la institución y la adición de nuevas actividades y líneas de acción es sumar el esfuerzo de los socios.  “El potencial lo fui descubriendo a medida que me fui interesando por lo que se hacía”, afirma.

El recorrido empresarial de Esteban Jäger comenzó en 1997, al trabajar de forma independiente en seguridad electrónica. La crisis que comenzó en el año 2000 lo llevó a realizar una alianza con Alejandro Barruffaldi, compañero de Facultad, para sumar nuevos servicios como telefonía e informática. Después de cinco años, lo que comenzó como una sociedad informal con tintes emprendedores pasó a ser una SRL.
“Hoy estamos como distribuidores de marcas nacionales e internacionales vinculadas a la seguridad electrónica y nos enfocamos en la capacitación del rubro” afirma  Jäger y agrega que buscan capacitar para que “nuestros clientes puedan brindar soluciones a los suyos”.

Quality Systems atravesó períodos de crisis y dificultades, pero el empresario asegura que la manera de sobrellevarlos es adaptarse, aprender, ser cuidadoso y tener  ganas, no decepcionarse. Afirma que hacer las cosas bien lleva mucho más tiempo pero es el camino que hay que seguir, con responsabilidad y compromiso.

Actualmente Esteban Jäger comparte su actividad empresarial con la vida institucional del Polo Tecnológico “Nunca me imaginé qué podía encontrar en el Polo porque lo veía como algo lejano y un poco incierto, algo burocrático. Lo que más me gusta de estar en la entidad y lo que  me convence de que es un buen proyecto,  es  que está compuesta por gente trabajadora, con valores, que quiere algo y trabajan fuerte para conseguirlo”, afirma.