PONEN EN MARCHA LAS PRIMERAS OBRAS PARA RECONVERTIR EL EX BATALLON 121

Mirando al sur. Los trabajos arrancan en un mes con la puesta en valor de los antiguos dormitorios de las tropas. Empieza a despegar el polo tecnológico donde se instalarán 16 empresas de desarrollo informático y comunicaciones. Nota: La Capital. Con la recuperación de uno de los tres inmuebles que se levantan a partir de la esquina de Lamadrid y Las Heras, la provincia pondrá finalmente en marcha su plan para reconvertir las 30 hectáreas del ex Batallón 121, en el corazón de la zona sur. Las obras comenzarán el mes próximo y permitirán la instalación de 16 empresas que harán de punta de lanza para la conformación del Area Tecnológica Nodo Rosario, nombre que identifica al proyecto en el cual convivirán firmas dedicadas a la informática, a las comunicaciones y a la biotecnología, instituciones educativas y áreas recreativas. La inversión inicial rondará los 23 millones de pesos.

Convencido de que el emprendimiento transformará sustancialmente la vida de ese sector de barrio La Tablada, el secretario de Ciencia y Tecnología de la provincia, David Asteggiano, anunció el comienzo de las obras en el predio que la provincia adquirió al Ministerio de Defensa de la Nación.

"Ya estamos realizando algunos estudios de suelo con el objetivo de empezar los trabajos propiamente dichos el mes que viene", explicó. La primera intervención se centrará en uno de los tres espacios que, en su momento, sirvieron como dormitorio de las tropas.

El edificio, de casi 5 mil metros cuadrados, fue declarado de interés patrimonial por lo cual su estructura será mantenida. El grueso de los trabajos estará relacionada con la recuperación de las cubiertas y la provisión de la infraestructura de servicios, de agua y electricidad, acorde a la demanda de las empresas que se instalarán en el lugar.

En esta primera etapa está prevista la mudanza de 16 firmas relacionadas con la informática y las comunicaciones. Proveedoras de servicios de internet, otras que ofrecen sistemas de seguridad y monitoreo electrónico, desarrolladoras de programas de software y soluciones informáticas y empresas de ingeniería de automatización de plantas industriales, enumeró Asteggiano.

ˆY, de acuerdo a los planes de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, en un año todas esas compañías podrán empezar a trabajar en sus nuevas instalaciones de la zona sur.

La inversión.

Según estimó el secretario de Ciencia y Tecnología provincial, la primera etapa de las obras insumirá un presupuesto de 23 millones de pesos, aportados proporcionalmente entre la provincia y las compañías que se radiquen en el predio. En contraprestación, las empresas podrán permanecer en el lugar durante 20 años; pudiendo renovar su estadía por otra década, pero abonando un alquiler.

Una vez concluida la puesta en valor del primer galpón las obras se extenderán al resto de las instalaciones del parque tecnológico que ocupará cinco de las 30 hectáreas del ex predio militar.

En los antiguos pabellones que suman unos 13 mil metros cuadrados se emplazará una escuela secundaria orientada a las nuevas tecnologías, institutos de la Universidad Nacional de Rosario y el Conicet, un área de usos comunes para todas las firmas y otra institucional con oficinas de la provincia, el municipio y el Polo Tecnológico Rosario.

El funcionario destacó el impacto que tendrá el emprendimiento para la ciudad. "La zona sur tendrá una transformación importante, quizás similar a lo que significó la instalación de la universidad en la zona de La Siberia (Riobamba y Berruti), pero además se tratará de algo nuevo, que permitirá el desarrollo de la economía del conocimiento, un sector no tradicional de la economía rosarina con perspectivas interesantes, sobre todo para las generaciones más jóvenes", apuntó.

En total, 31 empresas dedicadas al desarrollo informático, las comunicaciones y la biotecnología se presentaron a la convocatoria que, en diciembre pasado, lanzaron la municipalidad y la provincia para que las firmas interesadas en radicarse en el nuevo distrito presenten sus propuestas.

Según estimaron en ese momento desde el Polo Tecnológico el sector emplea a unos 3 mil trabajadores y con el traslado a la zona sur de las compañías de estos rubros se producirá un crecimiento laboral de entre un 15 y 20 por ciento anual, que implicaría la creación de entre 450 y 600 puestos de trabajo por año.

Fuente: Diario La Capital I La Ciudad
05-06-2013